Comisiones Obreras de La Rioja

miércoles 4 de julio de 2018

Apostamos por el corredor Cantábrico - Mediterráneo como vía ferroviaria para pasajeros y mercancías

  • El AVE no beneficiará en nada a La Rioja

Apostamos por una buenas infraestructuras en nuestra comunidad

Apostamos por una buenas infraestructuras en nuestra comunidad

Mucho se viene hablando en los últimos meses sobre el ferrocarril en La Rioja, con un único argumento de la posible llegada del AVE a nuestra Comunidad Autónoma, lo que ha generado declaraciones de la mayoría de formaciones políticas, destacando las del anterior Ministro de Fomento, anunciando en un principio que el AVE no llegaría a La Rioja y cambiando de opinión en cuestión prácticamente de horas, presentando a bombo y platillo cuatro posibles trazados de línea AVE desde Logroño hacia la zona de Miranda de Ebro, pero descartando que el tramo Logroño-Castejón sea cubierto por el AVE, propuestas totalmente disparatadas desde el punto de vista de CCOO.
 
Desde CCOO, somos conscientes del déficit histórico en materia de infraestructuras de transporte que tiene La Rioja, no solo en cuanto al ferrocarril se refiere, sino también en carreteras, lo que dificulta gravemente el desarrollo y crecimiento económico de nuestra Comunidad Autónoma.
 
Hemos de recordar que en el marco del Consejo del Diálogo Social en La Rioja, CCOO junto a los agentes sociales representados en él y el Gobierno de La Rioja, buscando soluciones sensatas a estas carencias, hicimos varias propuestas que culminaron en el acuerdo suscrito con fecha 13 de marzo del presente año.
 
Este acuerdo instaba a todas las fuerzas políticas riojanas a fijar objetivos, caminando todos juntos hacia su consecución, un logro que dio paso a un pleno sobre la situación de las infraestructuras en el Parlamento de La Rioja, en el que se aprobaron una serie de propuestas de resolución, la mayoría pactada por los cuatro grupos parlamentarios, lo que consideramos un importante avance en el consenso necesario para que estas reivindicaciones de nuestra Comunidad sean una exigencia de toda La Rioja ante el gobierno del país.
 
Centrándonos en las infraestructuras ferroviarias de La Rioja, en el mencionado acuerdo una sola, pero clara mención: “Impulso en La Rioja del eje Cantábrico – Mediterráneo, de mercancías y pasajeros (Castejón-Logroño-Miranda)”.
 
Esta no es una cuestión nueva, desde el año 2000 se vienen publicando en el BOE anuncios de licitación, como el que aparecía en el num. 283 de fecha 25 de noviembre de 2000: “Estudio informativos del proyecto corredor ferroviario noreste de alta velocidad. Tramo: Castejón-Logroño”.
 
Pero a pesar de las publicaciones en el BOE, de las promesas de los distintos gobiernos, de la inclusión y posterior exclusión del trazado ferroviario de La Rioja en el tan traído y llevado corredor Cantábrico – Mediterráneo, seguimos con una línea con más de cien años de antigüedad, en la que se ha ido renovando las instalaciones, en unos tramos más y mejor que en otros, pero que no solucionan las carencias y necesidades de La Rioja.
 
Desde CCOO siempre hemos apostado por la inclusión del trazado ferroviario de La Rioja en el corredor Cantábrico – Mediterráneo, apto para un tráfico mixto de viajeros y mercancías, descartando una línea de AVE como la anunciada por Iñigo de la Serna, anterior Ministro de Fomento.
 
El trazado ferroviario de La Rioja no puede ser una isla en la RED estatal, tenemos que tener una línea que se integre, con características similares a las que nos rodean y con las que conectamos.
 
La ciudadanía de La Rioja probablemente no tenga claro en qué consiste lo anunciado por el Sr. Iñigo de la Serna, con ese trazado AVE entre Logroño y Miranda de Ebro y lo acordado por los agentes sociales y el Gobierno de La Rioja, con posterior refrendo unánime de todos los partidos políticos representados en el parlamento riojano.
 
Por eso desde CCOO creemos que se debe explicar correctamente qué es una línea para el AVE y nuestra apuesta por el corredor Cantábrico – Mediterráneo, cuestión que no entendemos como nadie hasta ahora, se ha molestado en plantear públicamente.
 
En primer lugar explicar que una línea AVE hacia Miranda de Ebro por el Sr. Iñigo de la Serna, es de ancho internacional (1455 mm) y excluye cualquier otro tipo de circulaciones que no sean trenes de viajeros, con ejes de ese ancho y que no tendría continuidad hacia Aragón y las comunidades del Mediterráneo.
 
Esta propuesta, en cualquiera de las opciones de trazado expuesta por el ex ministro, afectaría gravemente al desarrollo de dos sectores fundamentales de la zona como son el vitivinícola y turístico, además del grave e irreversible impacto medioambiental.
 
Por otro lado tenemos que tener en cuenta que trenes de estas características no pueden parar para no perder su eficiencia en estaciones que se encuentren a menos de 90 kilómetros aproximadamente, lo que deja a la vista que la única parada en La Rioja sería en Logroño.
 
A lo que debemos sumar lo poco accesible de este tipo de trenes para la inmensa mayoría de la ciudadanía por el elevado coste del viaje, para que nos hagamos una idea y a modo de ejemplo ponemos el precio del viaje entre Zaragoza y Madrid, el más barato cuesta  desde 55 €.
 
¿Qué beneficios tiene para la Comunidad Autónoma de La Rioja este tipo de trazado ferroviario? Una pregunta que deben contestar los impulsores de la propuesta, desde CCOO no vemos ningún beneficio, no nos va a ayudar al desarrollo de nuestra región, sino como hemos mencionado anteriormente, todo lo contrario. Tenemos como Comunidad Autónoma otras prioridades que estos caros caprichos de algunos políticos.
 
Sin embargo la propuesta de integración del trazado ferroviario de La Rioja en el corredor Cantábrico-Mediterráneo, permitiría establecer parámetros homogéneos en todo el trazado, sin cuellos de botella y competitivo. Permitiendo el tráfico mixto de trenes de mercancías y viajeros, estos a precios más accesibles al conjunto de la ciudadanía y con la posibilidad de parada en la mayoría de las estaciones.
 
Es evidente que previamente se deben de realizar los estudios que sean necesarios, para el aprovechamiento, en la medida de lo posible, del actual trazado y realizar cuantos estudios sean necesarios para ocasionar un mínimo impacto medioambiental.
 
Con esta propuesta, se reducirían notablemente los tiempos de viaje hacia Zaragoza, que podrían ser en torno a una hora. Esto a su vez se traduce en una reducción del tiempo de viaje a Madrid utilizando esta línea, que podría situarlo en torno a las dos horas y cuarenta minutos.
 
También hemos de tener en cuenta que no solo es importante la mejora del trazado, sino su adaptación e integración en los corredores ferroviarios europeos, teniendo en cuenta las posibilidades de desarrollo industrial que esto conllevaría para La Rioja.
 
 
 
 
 
 
             

Apostamos por el corredor Cantábrico - Mediterráneo como vía ferroviaria para pasajeros y mercancías

miércoles 4 de julio de 2018

Áreas temáticas relacionadas

Áreas - Acción sindical - Actualidad
Áreas - Política social - Actualidad
Áreas - Medio ambiente - Actualidad
Áreas - Institucional - Actualidad
Áreas - Empleo - Actualidad

  • Zona de afiliados
  • Afiliate a CCOO
  • Nuevo servicio de consulta y asesoramiento vía whats app y twitter
  • forem
  • Fundación
  • Asesoría de formación en tu empresa
  • Atlantis
  • Oferta y descuentos
  • Un sindicato con las cuentas claras
  • Consulta tu convenio