Comisiones Obreras de La Rioja

Comisiones Obreras de La Rioja
Información actualizada sociolaboral y de salud laboral actualizada de los efectos del Coronavirus

martes 24 de noviembre de 2020

La vacuna contra la violencia machista eres tú

  • A las 12h en la puerta del sindicato nos sumamos al minuto de silencio convocado por Delegación de Gobierno
  • A las 19h en la Concha del Espolón haremos una concentración y lectura del manifiesto de la Plataforma.

Desde 2003 han sido asesinadas 1.074 mujeres y desde 2013, 297 niñas y niños han quedado huérfanos. En 2020 han sido asesinadas 41 mujeres, y 23 niños y niñas han quedado huérfanos.

concentración #25N2020

concentración #25N2020

Este 25 de noviembre se cumplen 20 años de la designación de esta fecha por Naciones Unidas como Día Internacional contra la Violencia contra las mujeres.
 
Y como cada uno de ellos, la Plataforma 8 de Marzo quiere mostrar su apoyo a todas las víctimas: a las mujeres asesinadas, a sus hijos e hijas huérfanos; a sus madres, padres, hermanos, hermanas, amigos. Y recordar que esta pandemia mundial continúa presente y luchar contra ella continúa siendo necesario.
 
Compartimos su dolor, su desolación y combatimos su causa. Desde 2003 han sido asesinadas 1.074 mujeres y desde 2013, 297 niñas y niños han quedado huérfanos. En 2020 han sido asesinadas 41 mujeres, y 23 niños y niñas han quedado huérfanos.
 
Este mes de octubre conocíamos los datos de la "Macroencuesta de violencia contra la mujer" del 2019, elaborada por el Centro de Investigaciones Sociológicas por encargo de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, que muestra unos datos sobre el alcance de esta violencia extremadamente preocupantes:
 
 
1 de cada 2 mujeres (57,3%) residentes en España de 16 o más años han sufrido violencia a lo largo de sus vidas. Suponen 11.688.411 mujeres.
1 de cada 5 (19,8%) la han sufrido en los últimos 12 meses. Suponen 4.048.273 mujeres de 16 o más años.
Las mujeres jóvenes la experimentan en mayor medida: el 71,2% de las mujeres de 16 a 24 años y el 68,3% de las mujeres de 25 a 34 años han sufrido algún tipo de violencia a lo largo de sus vidas, y el 42,1% de las que tienen 65 o más años.
El 13,7% (2.802.914 mujeres) han sufrido violencia sexual a lo largo de la vida de cualquier persona (pareja actual, parejas pasadas o personas con las que no se ha mantenido una relación de pareja), y el 1,8% (359.095 mujeres) en los últimos 12 meses.
El 21,5% (4.387.480 mujeres) han sufrido violencia física a lo largo de la vida por parte de cualquier persona (pareja actual, parejas pasadas o personas con las que no se ha mantenido una relació n de pareja), y el 1,7% (351.770 mujeres) en los últimos 12 meses
 El 6,5% (1.322.052 mujeres) han sufrido violencia sexual en algún momento de sus vidas de alguna persona con la que no mantienen ni han mantenido una relación de pareja, y el 0,5% (103.487) en los últimos 12 meses.
Un 2,2% (453.371 mujeres) del total de mujeres de 16 o más años residentes en España han sido violadas alguna vez en su vida.
El 99,6% de las mujeres que han sufrido violencia sexual experimentaron esta por parte de un agresor hombre. 
Además, de cada 10 mujeres víctimas de violencia de género con hijos o hijas afirman que estos sufrieron también violencia por parte de sus parejas.
 
La violencia contra las mujeres es estructural
 
Tal como expresa la ONU, "la violencia contra las mujeres y las niñas, arraigada en unas relaciones de poder desiguales entre mujeres y hombres, persiste como una crisis silenciosa y endémica". Es decir, existe en nuestra sociedad una violencia estructural contra las mujeres y es momento de recordar que la violencia contra las mujeres no se da solo en el ámbito de las relaciones de pareja.
 
Es cierto que persiste una intolerable violencia machista cuya expresión más brutal son los asesinatos de mujeres por el hecho de ser mujer, que alcanzan cifras insoportables y que condenamos enérgicamente, pero que no nos deben hacer olvidar otras manifestaciones como las agresiones sexuales, el acoso sexual y el acoso por razón de sexo, que de forma cotidiana sufren mujeres y niñas, así como todas aquellas otras formas de violencia contra las mujeres en todos los ámbitos, en el hogar, en la calle y en el trabajo.
Es preciso denunciar y eliminar todas esas formas de violencia que se dan contra las mujeres, por el único hecho de serlo. Y el primer paso para terminar con ella es reconocerla y no silenciar esta realidad.
 
Compromiso contra el negacionismo
 
Sin embargo, la amenaza de quienes niegan la violencia de género y abogan por el retroceso en la conquista de los derechos de las mujeres, es un hecho cierto. Y contra esta amenaza real del terreno conquistado en el avance de los derechos de las mujeres también es necesario seguir alzando la voz y combatiendo sin descanso.
 
La presencia institucional de grupos de ultraderecha negacionista, empeñada en negar la existencia de esta forma específica de violencia y recortando, allí donde tiene poder para hacerlo, los recursos públicos disponibles para su prevención y atención a las mujeres víctimas de esta violencia suponen un obstáculo en la erradicación de la violencia machista en nuestra sociedad y favorece la extensión de un discurso negacionista entre la sociedad que pone en riesgo los avances realizados.
 
 
 
 
Violencia de género y COVID
 
Este año, además, la situación se ha visto agravada por la pandemia mundial que nos asola. Y que, si afecta a las mujeres con más intensidad y de forma concreta por la desigualdad estructural en la que se encuentran, es especialmente terrible para las mujeres víctimas de violencia de género.
La pandemia ha supuesto el silencio de muchas mujeres, de sus hijos e hijas, la ocultación de casos de violencia de género sufridos en el domicilio y, además, la escasa  repercusión mediática de estos asesinatos y actos violentos ya que los medios de comunicación han estado focalizados en la crisis sanitaria.
Con ese silencio mediático se ha dado la sensación a la sociedad de que la violencia de género en nuestro país ha descendido, cuando no es así como queda reflejado en los datos que proporciona la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género. La pandemia no puede seguir silenciando la violencia de género.
Denunciamos la amenaza de incremento del riesgo de exposición a las violencias machistas para las mujeres derivada de la crisis producida por la COVID-19, en principio sanitaria pero que está desembocando en crisis económica y social, que contribuye a recluir a las mujeres en el hogar, principal escenario de violencia machista, así como obstaculiza su acceso
a los recursos de atención y protección a los que tiene derecho.
 
La pandemia de la violencia machista ya mataba antes de la pandemia del Covid-19 y es preciso redoblar los esfuerzos para terminar con ella. El virus se llama violencia machista y el feminismo es su vacuna.
 
Demandas
 
Por todo ello, desde la Plataforma 8 de marzo hacemos un llamamiento este 25 de noviembre de 2020, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, al conjunto de trabajadoras y trabajadores y a toda la ciudadanía en general, para que se sumen a la denuncia y repulsa de todos los actos de violencia machista, de los más graves y dramáticos a aquellos otros que permanecen invisibles pero igualmente dañan la salud, la libertad, la seguridad, la autonomía y la dignidad de todas las mujeres.
 
 
Exigimos tolerancia cero ante el discurso negacionista de la violencia de género, que no puede tener cabida en las instituciones y organizaciones de una verdadera democracia.
 
 
Instamos al gobierno central y los gobiernos autonómicos y locales a que dediquen recursos y garanticen servicios de prevención y de atención integral a las víctimas de violencias machistas,atendiendo especialmente a las nuevas necesidades que surgen derivadas de las circunstancias de la pandemia, así como al desarrollo integral de todas las medidas contenidas en el Pacto de Estado Contra la Violencia de Género. Un acuerdo con el que todas las fuerzas con representación política deberían comprometerse de manera explícita.
 
Reclamamos, con carácter prioritario, la ratificación del Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, y que ratifique el Convenio 189 de la OIT, sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos.
 
 
Para la Plataforma 8 de Marzo el logro de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres y la eliminación de la Violencia de Género es un objetivo irrenunciable, que se inserta en nues­tros principios y se plasma en nuestras acciones por una sociedad más justa, inclusiva y solidaria.
El silencio y la negación propagan este virus, cuyo único antídoto conocido es el compromiso de toda la ciudadanía en su erradicación y en la construcción de una sociedad en el que mujeres y hombres seamos, de verdad, iguales y en la que no exista violencia estructural contra la mitad de la población.
Por eso, la vacuna contra la violencia de género eres tú.
 
Actos para el 25 de noviembre en repulsa y condena de la violencia de género:
 
Por la mañana nos sumamos al minuto de silencio por las víctimas, convocado por la Delegación del Gobierno contra la violencia de género, el día 25 de noviembre a las 12 horas, en las puertas de los distintos sindicatos y partidos.
 
A las 19h en la Concha del Espolón haremos una concentración y lectura del manifiesto de la Plataforma.
 
 

La vacuna contra la violencia machista eres tú

martes 24 de noviembre de 2020

Documentos relacionados

Victimas mortales 2020

Áreas temáticas relacionadas

Áreas - Política social - Actualidad
Áreas - Mújeres - Actualidad